7 abr. 2011

De cuando las ca**das totales se solucionan con un buen remember.

Cerita le han dado al video de Britney “Hold it against me” por ese product placement que creo puede ser calificado como el más horrendo jamás visto.

Hoy, en nuestra profundidad, porque nosotros en la ofi tratamos temas de importancia nacional, que digo nacional, mundial; comentábamos la posibilidad de que dicho anuncio, porque a eso no se le puede llamar videoclip, fuera así por el motu propio de alguien que decidió que las marcas que financian los videos no tienen que ir al subconsciente, sino provocar que todas las lenguas sibilinas echen a reptar, pues bien, su nuevo video tira totalmente por tierra esta teoría.
La princesa del pop convertida en mendiga entona el “mea culpa” con una creación sin duda costosa de presupuesto en la que no se ven marcas por ningún sitio…
Desde que vi el vídeo fatídico, no he parado de repetir que me parecía muy muy trágico el asunto porque esta señorita ha hecho vídeos muy buenos en su época de esplendor.
Siempre he puesto de ejemplo “I´m a slave 4 U” porque me fascina su montaje. Yo que soy amante de las ediciones al corte sin tanto efectismo me quedo maravillada cuando la música y los planos se hermanan de esa forma, sin más.


Lo mejor del asunto es que dicho vídeo ha sido en mi opinión la inspiración para este “Till the world ends” “autoredentivo”, en muchos aspectos.
Animo a que veáis ambos vídeos si os alcanza un momento de aburrimiento soporífero de contar las tablas del parquet, porque es entretenidillo eso de buscar las similitudes.

Hay ciertas imágenes que gozan de una composición si no idéntica… casi. Son prácticamente el mismo vídeo modificando los estilismos, cambiando el sudorcillo de una por el polvito de “fin del mundo” en la otra y desde luego bajando considerablemente el nivel de las coreos.

Si alguna vez se comparó a esta mujer con Madonna, retractémonos todos de ello. Los bailecillos de este vídeo son tan cutres porque la pobre es incapaz de moverse… que le pasa, no lo se, yo solo comento el hecho de que su flexibilidad esta en el extremo totalmente opuesto a la de Eva Nasarre por poner un ejemplo… Es un poquito triste verla en esos intentos de interactuar con los bailarines en aras de hacer aquello un poquito creíble, es que es como un elemento añadido a todo el ambiente que la rodea.

Y yo me pregunto ¿será esta especie de auto homenaje un intento desesperado de recuperar en la mente de todos la imagen de la Britney de aquellos días?... Muy difícil si ni siquiera la canción es tolerable…

No hay comentarios:

Publicar un comentario