3 may. 2011

Esto es Río! … Uno adrenalítico eso si.

Anoche disfruté entre vítores, aplausos, bailes y risas… No, no he estado en un concierto. He ido al cine.
Padres e hijos, parejas, grupos de amig@s… de todas las edades, unidos en ese goze que flotaba en el ambiente sin justificación. No era día de estreno… ni día de ir al cine, pero la sala llena respondía con alegría a cada fotograma… orgásmico total.


Vuelta a mi dogma… por la defensa de una peli liviana y espectacular. Una cutre-deliciosa y palomitera. Una que nos recuerde esa parte del séptimo arte denostada, olvidada y menospreciada en muchas ocasiones por los paladares gourmet de “cine de autor” que no recuerdan lo buenísima que esta una tortilla de patatas. Vale, hasta aquí con la analogía culinaria.

FAST FIVE… por favor prejuiciosos, hombres o mujeres de poca fe seguid leyendo, que os voy a vender las beldades de una fanfarronada bien hecha.

Hablamos de cochazos, velocidad, tias buenorras y musculitos… de calidad, con clase y con estilo digamos. Estamos ante la única película de su género que atrae a todo tipo de personas a la sala, gracias a esas persecuciones sin parangón que se distribuyen a lo largo de 130 min. rodeadas de giros arguméntales como dios manda.

Es complicidad y cariño que nace de un público que lleva en el corazón a los personajes de una saga que es ya muy mítica.

La peli arranca a tope con una de esas flipadas que simplemente no te creerías de otra persona que no fuese Toreto (Vin Diesel)… por eso la audiencia se ríe y aplaude a la vez, en su subidón máximo.

No os confundáis, no basta con poner carreras plagadas de idas de olla absolutamente inverosímiles… Eso seria una peli… decepcionante y aburridísima para alguien como yo, una amante de las historias de guión.

Ya veo la sonrisita aparecer en vuestros labios… No os voy a engañar, no estamos ante una peli de diálogos tarantinianos, no, pero dentro de la historia funcionan y arrancan carcajadas que al final es lo que hace disfrutar a uno, eso si, la cosa debe mejorar ampliamente en V.O porque alternan español/ ingles/ portugues.

Recorrer Río, las favelas, con esos planos aéreos es un absoluto deleite visual que representa vividamente la función cinematográfica de ventana al mundo, de viaje desde la butaca.

La 5ª entrega de la saga de nitro es un cocktail perfecto gracias a la enorme cantidad de testosterona que llena la pantalla con el enfrentamiento Diesel vs La roca, que satisface la voraz necesidad de sensación de blockbuster y tortazos de marca registrada que parecen tener los yankis, y a sus guiños al público de otros países.

Al español con Elsa Pataky, que por cierto deja bastante que desear; y al latino con el dueto Tego Calderon + Don Omar…

Mencionando a este último cantante de reggaeton, diré que la música es de menearse en los asientos absoluta y literalmente. Sin destripar: en el momento culmen suena una canción de bailoteo con olor a playa, a ron y a veranito, que si te lo cuentan juras y perjuras que no puede quedar bien ni de broma y es… de aplausos again!

Ah! Por si he animado a alguien… hay sorpresita tras los créditos finales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario