6 jun. 2011

Me río en la cara de los Piratas y sus mareas… De percepciones se vive.

Ayer fue uno de esos días en que tu vida personal, tus percepciones mas profundas, lo salpican todo y no sabes porque. Uno de esos días en los que piensas demasiado, de esos en los que sacas la psicología de las cosas…

Aun así ese no es el motivo por el cual “X-Men: Primera Generación” me ha dado mucho más de lo que esperaba. Lo del trasfondo moral de los comics, siempre me ha llegado de oídas, casi nunca directamente, si no contamos con la enorme excepción que es el Batman de Nolan.


Si, ya hubo alguna de esta saga que me hizo gracia, pero no se, era más acción sin tanta motivación. Es decir, no ahondaba tanto, o de manera tan sutil y acertada, en los puntos débiles de cada mutante, lo que les afecta como personas su mutación, porque medios acceden a su poder, como consecuencia de que…

Ante todo es una película de entretenimiento. Yo defiendo ese género a capa y espada. Me gusta pasarlo bien en el cine. Llamarme especialita.

El caso es que fui a ver la cuarta de piratas buscando eso. Dame una peli palomitera en condiciones y soy tuya… Sparrow no me lo dio. No me mantuvo al filo, no me vinculó con los personajes.

Con esta última de los X me he resarcido. Tiene el ritmo cogido. No me dan ganas de recortar escenas como me pasaba con la de los bucaneros… es condenadamente genial. Juega a su favor la falta de expectativas con la que me senté en la butaca, eso también es cierto pero… es que es estupenda de principio a fin.

Tiene algo especial para situarte en el contexto histórico en que se desarrolla el conflicto. Con frases sencillas une la situación fantástica con la realidad que se vivió en ese tiempo y lo mezcla tan bien que es como revisitar aquellos momentos de incertidumbre y pánico alternando la visión mutante con la humana.

La estética ayuda, los arquetipos de por aquel entonces, se palpan en cada fotograma. La mujer como objeto… La crítica al lado femenino. Algunos se presentan para recordarnos que no sólo no nos hemos librado de ellos, sino que los hemos potenciado, como es esa esclavitud de la belleza física.

Y dejemos de ponernos profundos que al final es una peli muy onomatopéyica. Es un no parar. No tiene momentos bajos. Los efectos especiales super curradísimos como no… pero el momento “Perdidos” que tiene… digamos que me cuesta creerme una playa con los matorrales tan simétricos… Pero serán chorradas mías.

Película apta para todos los públicos. De ello se encarga el director de orquesta Vaughn, que con sus florituras conduce armoniosamente como ninguno la historia ideada por Singer para que tanto el espectador más ignorante del mundo comic, como el más exigente disfruten como uno solo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario