24 abr. 2012

Ilusión e incertidumbre en el estreno de la tercera temporada de “Gran Reserva”

Las mejores familias son aquellas que presentan un frente unido ante cualquier acontecimiento de importancia, ante las buenas o las malas noticias. Ayer todo el equipo de Bambú Producciones, como emulando a los Reverte o los Cortazar, presentaron el primer episodio de la tercera temporada de “Gran Reserva” dispuestos a estar unidos ante la adversidad.

Lo normal cuando se presenta una nueva temporada en un cine de solera de la Gran Vía madrileña, es que el estreno en televisión sea inminente, pero por desgracia esta es una triste excepción. Como consecuencia de la situación económica de TVE, la cadena que da salida a esta magnífica serie, su fecha de estreno es aun un interrogante.

Pero eso ayer no ensombreció la velada, sino que la dotó de un ambiente especial mezcla de compañerismo, expectación y entusiasmo. De poner las dosis de esto último ya nos encargábamos los bloggeros de series, que cual fan declarados pululábamos por allí fotografiándonos con el elenco y teorizando sobre lo que está por venir en la nueva temporada. Algo que es muy positivo para todas las series pero que en este caso es hasta necesario. Porque lo mejor que se puede hacer ante la falta de una fecha de emisión es demostrar que seguimos mas expectantes que nunca por saber que as en la manga guarda Vicente Cortazar o como va a salir del atolladero Lucia Reverte.

Señoras y señores espectadores de Gran Reserva, tenemos que arrimar el hombro en estos tiempos difíciles demostrando que somos los más fans de entre los fans, para que la serie vuelva a nuestras pantallas lo antes posible.

Nosotros ayer fuimos unos privilegiados ya que gracias a Ramón Campos, director y productor ejecutivo de Bambú y guionista de la serie, pudimos disfrutar del sarao y del pase especial del primer episodio que nos hizo disfrutar muchísimo. Si entre nosotros había alguno que no se había enamorado aun de esta ficción, después de la noche de ayer seguro que está irremediablemente enganchado, porque, como buen arranque de temporada, el capítulo 27 de “Gran Reserva” está lleno de sorpresas.

El nivel de intensidad de este drama es su baza más fuerte, su punto más adictivo, porque descubrir que los hilos se enredan aun más si cabe, hace que tus ganas de saber cómo se van a deshacer los nudos no paren de multiplicarse y eso, en nuestro caso, es un problema ahora mismo. Si, fuimos unos suertudos por ver el primer episodio ayer, en pantalla grande, comentando cada golpe inesperado, pero ahora nos quedamos con muchas ganas de mas y, ¿hasta cuando?

Señores de TVE, por favor, no alarguen demasiado nuestra agonía, queremos más “Gran Reserva” y lo queremos ahora.

3 comentarios:

  1. Sí señor!! Yo ahora no me puedo quedar con las ganas!

    ResponderEliminar
  2. Tenemos que hacer nuestra quedada copa de vino de por medio! Necesitamos que se estrene ya!

    ResponderEliminar
  3. Nos han puesto el caramelo en la boca, ahora necesitamos más!

    Jajaja "pululábamos" es la palabra perfecta para describir lo que hicimos el otro día :P

    Por cierto, no había visto tu nueva foto de perfil del blog y me encanta ;D

    ResponderEliminar