31 oct. 2016

Especial Halloween para Miedosos (III): 5 películas aptas para asustadizos

Tercera edición ya de esta sucesión de sugerencias cinéfilas nacidas de mi corazoncito pusilánime.Y es que aunque recientemente, más que por obra y gracia, por cariñosa insistencia de dos buenos amigos, me haya lanzado a explorar el mundo de las películas de terror, sigo viendo este tipo de historias agazapada detrás de las palomitas como si estas tuvieran el poder de protegerme de todo mal.


Total que, a pesar de que esté disfrutando la nueva incursión en un genero que verdadera y literalmente me aterroriza, prefiero seguir planteando los Halloween de sofá-manta con pelis que no me pongan los pelos de punta. Si como me pasa a mi, a ti tampoco te encanta eso de acabar con la espalda para irte de cabeza al fisio de la tensión acumulada… ¡Toma nota!

Después de empezar con los básicos, como ‘Hocus Pocus’, ’Casper’, o ‘Eduardo Manostijeras’, compartí una segunda edición de este Halloween para Miedosos que incluía películas como ‘The Rocky Horror Picture Show’ o ‘Vértigo’. Así, para esta nueva noche no tan terrorífica el asunto se pone más creativo aún, así que, el que esté pensando por los títulos que la cosa no se sostiene ni con pinzas, que lea mejor, que aquí la experta en ambientar quedadas cinéfilas sin matar de miedo al personal, soy yo ;)

¡Vamos allá!



1. Cazafantasmas: Tininininini-tininininini if theres something weird in the neighborhood, who you gonna call??? GHOSTBUSTERS! Confiésalo, solo con leer el título ya te habías puesto a cantar ^^. Importante que aclaremos desde ya que me refiero a la original, aquella que protagonizasen Bill Murray, Dan Aykroyd, Harold Ramis y Sigourney Weaver en el 84, un film tan tan maravilloso e ideal para una ocasión como esta que estarás pensando “¿cómo no se me habrá ocurrido antes?”, porque no eres yo XD. No, ahora en serio, este film imprescindible de los 80 tiene el aura de telaraña y ultratumba básico para una sesión de palomitas que haga justicia a esta festividad yankee.


2. Planet Terror: Esa locura dirigida y escrita por Robert Rodriguez que se quedase tan lejos de aquel film con el que hizo equipo el día de su estreno. Y es que esta película protagonizada por una Rose McGowan deliciosamente cutre en el papel de Cherry Darling, nació para acompañar, en una magnífica sesión doble, al film dirigido por Tarantino, ‘Death Proof’, un homenaje a la serie B de los 70 que perfectamente podríamos incluir en esta lista. ¿Qué porque he elegido ‘Planet Terror’? Muy sencillo, porque hay zombies a tutiplén y la protagonista es una gogó con una metralleta por pierna… Sabéis que no se puede pedir más.


3. Jennifer’s body: La película que nos dejó claro que Megan Fox puede ser imposiblemente sexy y perversa a la vez, una confinación explosiva y traviesa que sería la versión cinéfila del disfraz de calabaza putilla en esas fiestas a las que van la mitad de tus amigos. Ya con esto es un sí, pero es que además completando el reparto tenemos a Amanda Seyfried, a.k.a aquella muchacha que conocimos mientras predecía el tiempo con sus pechos en 'Chicas Malas', y a Adam Brody, el inventor de la mejor festividad del mundo: la Chrismukkah. El film, que yo esperaba absolutamente flojo y olvidable, funciona sorprendentemente bien y es ciertamente entretenido, vamos que aporta un pelin más que los pechos de Fox… Aunque solo un poquito.


4. Prácticamente magia: Sandra Bullock y Nicole Kidman ven que el mercado está chungo nivel, mejor me marco un conjuro para buscar al hombre perfecto y chimpun! Que nooooo, que la cosa no va por ahí, bueno casi. Sally y Gilian son dos hermanas con habilidades mágicas cuyos deseos acaban metiéndolas en problemas. Es genial ver la combinación que se marcan la pícara Nicole y la bastante más contenida Sandra en una película de la que seguro recordaréis aquella escena de bailes y conjuros. Unas brujas inexpertas y adorables que garantizaran una velada sin sobresaltos perfecta para acompañar con algún que otro cóctel.


5. Independance Day: Vale, los extraterrestes no son zombies, ni vampiros, ni brujas, ni hombres lobo, pero pueden acojonar lo mismo, y sino que se lo digan a Will Smith que las pasa canutas intentando salvar el día. Este es el típico blockbuster palomitero tan bien construido que lo mismo te lo recomiendo para Halloween que para el 4 de julio, es así de estupendo. Roland Emmerich se luce en la dirección de un film redondo, que ha envejecido admirablemente, cuyo ritmo y personajes secundarios lo convierten en un imprescindible del cine de entretenimiento. A esta película, por el arranque irresistible, le perdono todo, incluidos esos conatos de patriotismo insufribles.

El año que viene prometo una edición novedosa: Halloween para Miedosos especial mamarrachadas varias… Sabéis que lo queréis leer :D

Berta F. Del Castillo

No hay comentarios:

Publicar un comentario