14 mar. 2013

¡Llama a la comadrona! Una serie que irradia vida



Mezclando ciencia y religión, juventud y experiencia, pobreza y suciedad, amor y lujuria, los chicos de la BBC han logrado adaptar con reconocido éxito las memorias de la enfermera inglesa Jennifer Worth en ‘Call the Midwife’.

Traducida como ¡Llama a la comadrona!, esta serie ha llegado a España para quedarse, o eso parecen insinuar los datos de audiencia de su estreno.
Yo diría que un 14,3% y un 15,2% en un domingo a las 16h es un share mas que respetable.

Telecinco es la cadena que nos brinda la posibilidad, desde el domingo 10 de marzo, de hacer equipo con la novata Jenny Lee e ir descubriendo el trabajo de las comadronas londinenses de los años 50, como si los recién nacidos fuésemos nosotros.
Y es que nos adentramos en un mundo desconocido de la mano de alguien igualmente inexperto, por lo que el viaje se desarrolla a gusto de todos.

La trama transcurre en el East End londinese, una zona con pocos recursos que se ve bendecida con los conocimientos, la experiencia, la pericia y la bondad de un equipo de monjas que ante todo son enfermeras y por supuesto, comadronas.

A esta pequeña congregación llega nuestra protagonista, Jenny, que sale por primera vez de su mundo de niña de bien para dejar de sorprenderse desde el primer momento.

Su perfil científico choca con las creencias religiosas de sus compañeras veteranas y por eso prácticamente arranca su experiencia presenciando un milagro entre tanto caos, unas condiciones tan precarias y tantísimos niños.

Pero este escaparate que muestra lo que era un parto en aquella época, y que hace que sientas un agradecimiento profundo y puro por cada avance de la ciencia, no es el único aliciente que presenta esta ficción.

En el primer episodio ya se intuye el futuro protagonismo de alguna que otra trama amorosa, el profundo reconocimiento de la figura de la mujer, no solo como madre, sino como profesional y el papel del hombre en todo esto… Un papel secundario.

Porque, como bien apunta esa voz en off de Jenny con sus reflexiones, ‘el amor logra poner de rodillas a una mujer’, pero veremos que aunque ese amor lo inspire un hombre, esta serie es para ellas y por ellas.

‘¡Llama a la comadrona!’ tiene un ritmo exquisito y un elenco, encabezado por Jessica Raine como Jenny, que te atrapa con sus toques de humor inglés y su forma de narrar, ágil, nostálgica y entrañable.

Desde aquí os animo a verla porque me ha parecido muy interesante, y por si no os he convencido a través de estos párrafos os dejo un link a ‘Abre las Orejas’, programa con el que colaboro hablando de series y en el que esta semana extiendo mi recomendación hacia ‘¡Llama a la comadrona!’

No hay comentarios:

Publicar un comentario