26 may. 2014

The Vampire Diaries: Los momentos más OMG


El culmen de la tensión sexual resolviéndose (T3 E19)

Elena no podía más. Nosotros tampoco. Damon no ayudaba NADA paseándose por la habitación del motel sexy-turbio con la camisa abierta, dejando entrever esos estupendos pectorales suyos, mientras fruncía el ceño ahogándose en alcohol con cara de rebelde pero blandito.

Nuestra chica sale de la habitación con la esperanza de romper la conexión pero sin desearlo lo más mínimo… La canción ‘Never Let Me Go’ de Florence + The Machine redondeando absolutamente la escena en la que presenciamos el mejor beso de la pareja EVER.

Caroline cae por fin en la tentación (T5 E11)

El personaje cuyo carisma ha merecido un spin-off, regresa a su serie madre para hablar a las claras con nuestra rubia favorita. Caroline nos tiene rendidos a sus pies, porque es cuqui friki sí, pero principalmente porque no puede evitar derretirse ante la visión del vampiro original.
100 episodios han hecho falta para que el fuego hiciera de las suyas entre estos dos. ESCENÓN.


Elena poseída (T5 E12)

Katherine, la doppelganger realmente interesante, se aferra a la vida con uñas y dientes. El adiós definitivo no es una opción para ella, por lo que decide ser la nueva cara de la invasión de los ladrones de cuerpos. Esta vez la esperanza echa raices cuando Elena logra arrojarse en los brazos de Damon creyéndose a salvo… Sólo para cerrar los ojos como nuestra sosa prota y abrirlos convertida en su alter ego juguetón.


Todo empieza y termina en Wickery bridge (T3 E22)


Ejemplo máximo de la sublime banda sonora de esta serie. Por fin sabemos cómo murieron los padres de Elena mientras esta se ahoga. En ambas ocasiones Stefan está ahí para hacer de héroe. Pero sólo hay tiempo para sacar a una persona del agua. Tenía que ser Matt porque si no nos quedábamos sin habitantes humanos en Mystic Falls. Especial mención merece la cara de Damon cuando entiende que si Rick está muriendo en sus brazos es porque Elena se marcha para siempre… o no.

Farewell Damon (T5 E22)


Definitivamente. Porque recordemos, estuvo muy cerca en el final de la segunda temporada. Ahora como entonces, sabíamos que no iban a matarlo. Imposible. Demasiado importante, para Elena y para los fans… Pero en nuestro corazón anidaba la duda, pensando que en esta serie todo es posible, incluso que ambos protagonistas masculinos mueran con un episodio de diferencia…
El momento en que toca a Bonnie, cuando su muerte se convierte en una verdad, es uno de los mejores de la serie sin duda.
No os preocupéis, nuestro chico volverá, tiene una promesa que cumplir.
















Berta F. Del Castillo

No hay comentarios:

Publicar un comentario