2 feb. 2012

Sherlock “A scandal in Belgravia”: Brainy is definitely the new sexy.

Steven Moffat y Mark Gatiss son los creadores de este Sherlock moderno que en muchos sentidos encendería de envidia al padre de la criatura Sir Arthur Conan Doyle y que, desde luego, supera con creces a la última adaptación cinematográfica de Guy Ritchie que, dicho sea de paso, es bastante flojita.

Tanto Gatiss como Moffat son fans declarados de las aventuras de este agudo detective y la idea de una versión de las mismas ambientada en la actualidad les asaltaba cada día en su ruta Londres-Cardiff. “¡Alguien debería hacerlo!!” comentaban. Poco tardó en germinar la semilla hasta el punto de poner en marcha la mente preclara de estos holmesianos.

Ambos han sentado las bases que hacen que una de las parejas literarias por excelencia se desenvuelva a la perfección fuera de la época victoriana. Desde los decorados a la banda sonora, pasando por la cuidadísima imagen factura BBC, un Londres dinámico y la absoluta espectacularidad con que el reparto encarna a unos personajes, que nos resultan familiares pero tan sólo estamos empezando a conocer. Cada detalle se cuida al máximo en esta ficción cuyos capítulos alcanzan los 90 minutos de puro deleite.

La criatura, que prodiga brillantes deducciones lo mismo que aparenta carecer de sentimientos, está sensacionalmente interpretada por Bennedict Cumberbatch el cual dota y despoja de humanidad por igual a este detective consultor. Completa el binomio perfecto, Martin Freeman, que da vida a Watson con la conmovedora perfección de que suele dotar a sus personajes.

El capitulo que inspira este post y mi favorito, “Escándalo en Belgravia (A Scandal in Belgravia)”, es la joya de la corona. Basado ligeramente en un relato corto de Doyle saca a relucir todas las caras de ese diamante en bruto que es, en el original, Irene Adler.

Pero antes de conocer a este peligro para la corona británica, el reto era la resolución de ese cliffhaguer que nos dejaba a todos con el corazón en la boca en el final de la primera temporada. Esta situación límite y la forma de romper dicha tensión son dignas de reconocimiento. La sencillez y ese toque disco absolutamente inesperado son un golpe maestro ante un giro que tenia que pasar.

Volviendo al toque femenino de esta sadomaso, Moffat, guionista del curioso affair entre dos criaturas excepcionales, suele comentar en sus entrevistas lo complicado que fue hacer que el primer encuentro entre el inteligentísimo Sherlock y la sibilina dominatrix funcionase. Sin duda tanta reescritura y la inclusión de Watson hicieron el milagro. Esta es tan sólo una de las redondas escenas que se suceden en el magnifico arranque de la segunda temporada.

Son unas fotos comprometedoras en manos de “LA mujer” el detonante de un puñado de situaciones que nos guían a la hora de desentrañar la mente y los sentimientos de cada personaje.  El humor, el drama, la intriga y la acción se entremezclan hasta cautivar al más exigente de los espectadores.

La complicidad entre los compañeros del 221B de Baker Street se acentúa y descubrimos que no sólo la señora Hudson cuida cariñosamente de su inquilino. Sherlock por fin muestra que su desapego de los sentimientos no es total en su protección por la entrañable casera y en esa situación nueva para él que domina la señorita Adler.

En definitiva una entrega perfecta más de esta serie de la BBC que nos tiene cautivados.

Como diría Gatiss si aún no lo has visto, te envidio, tienes mucha diversión por delante.

@bfkastillo



4 comentarios:

  1. Esta noche te cuento a ver qué tal el arranque de la segunda temporada! xD

    ResponderEliminar
  2. Espero que te guste mucho, mucho y que disfrutes tanto como lo hice yo. Este 2x01 es ya una de mis "películas" favoritas!! :D

    ResponderEliminar
  3. Me encantó! (y no se cuantos días después me sigue encantando). Cada día odio un poco más a Antena 3, pero lo que es la serie está genial, es un "jodido tio vivo argumental"... y ese capítulo creo que es una clara muestra de ello!!

    "brain is the new sexy!" ;)

    ResponderEliminar
  4. Por lo que leo tenemos una nueva fan!! ; ) Yo estoy en la fase "Moffat es dios" y #chimpun. No hay nada que me parezca tan genial después de este capi. Que enganche más tonto tengo!
    Lo has descrito perfectamente. Muchísimo contenido super bien llevado y encima el placer de ir descubriendo el corazoncito de Sherlock. Brillante.

    ResponderEliminar