10 feb. 2014

La Gala de los Goya más arrítmica y tediosa


La 28 edición de los premios Goya se hundió en el más irremediable tedio gracias al monólogo de apertura de su presentador, Manel Fuentes. De ese ritmo torpe y aburrido no salió apenas en ningún momento, exceptuando alguno de los vídeos o momentos musicales y humorísticos.

Muchos halagos se han llevado los chicos de Muchachada Nui con el 'Goya a la mejor película que no se ha hecho este año'.

Joaquín Reyes colofón al humor de
Muchachada Nui
Si bien es cierto que para reír con ellos has de tener un gusto por su humor, su visión de las películas que se quedaron en el cajón era accesible para más espectadores de los que habitualmente disfrutan de sus bromas.

Los vídeos, salpicados entre discursos de aceptación terriblemente largos e insoportables, no cumplían la función de aligerar el engrudo intragable de show, pero nos arrancaban una sonrisa. Especialmente aquel protagonizado por Chicote, que se coló con Manel en la película nominada ‘Caníbal’ para comentar que ‘al menos el producto parece fresco’; y aquellos que nos presentaban a los ex presentadores comentando la gala desde casa, entre pipas y llamadas a tres.

Personalmente disfruté mucho con la canción interpretada al piano por Alex O'Dogherty haciendo un guiño al poco interés que demostramos por las candidaturas dedicadas a los cortos. La antítesis estuvo protagonizada por Carolina Bang, Dafne Fernández y Lucía Jiménez a las que se unieron Fernando Tejero, Adrián Lastra y Secun de la Rosa, con un número patético.

Alex O'Dogherty 
No me creo que no haya un solo actor en la industria cinematográfica española capaz de cantar y bailar en directo decentemente, por lo que, para empezar, parte del desastre se inicia sin duda con un casting pésimo. Partiendo de las dotes más que limitadas de los chicos, ¿Dónde estaba el mezclador de sonido??? Más dormido que los espectadores?

Una buena mezcla de las voces y la música habría hecho mucho por la actuación, que, por otro lado, hubiese ganado infinitamente con una técnica fácil, sencilla y para toda la familia que los americanos dominan a la perfección.

Si tus intérpretes no gozan de una voz bonita y encima tienen que ser capaces de bailar y cantar a la vez, graba antes la canción y haz una mezcla en la gala entre el sonido en directo y dicho tema pregrabado. Los grandes lo hacen, Britney lo hace, COPIAD descaradamente esta costumbre por favor, nos ahorraremos actuaciones tan vergonzosas.

Puestos a importar costumbres yanquis, la de los micros que desaparecen bajo el escenario cuando el discurso ya se hace insostenible, también nos vendría de perlas. Sino, una proyección en la pantalla grande con los agradecimientos a todo el equipo, desde el entrenador de Yoga, al que te pasea al perro, solucionaría la papeleta.

En el apartado de las puyas políticas, destacamos la mencionada ausencia del ministro de cultura y educación, y la reivindicación referente al IVA cultural del 21%.

Ni que decir tiene que el señor Wert tendría que haber acudido a la gala, porque forma parte de sus funciones como ministro, y que hay que comprender, sino compartir, el hincapié que hacen los actores en la cuestión del IVA. El cine español está de capa caída en lo que a la recaudación se refiere, y este impuesto no ayuda.

Manel Fuentes, presentador de la gala
Al lado reivindicativo de esta entrega de premios estamos más que acostumbrados, por lo que ni nos va ni nos viene a la hora de tratar de averiguar porque esta gala de los Goya ha sido la menos vista de los últimos cinco años.

Para mí la respuesta está clara: Manel Fuentes. Que se defienda él como quiera, pero está claro que sin un buen conductor no hay nada que hacer, y este señor recitaba sus intervenciones como mi hermano pequeño recita la lección, bueno, con menos salero.

En cuanto a los premiados, en cantidad la gran triunfadora de la noche fue ‘Las Brujas de Zugarramurdi’ con ocho estatuillas, la mayoría de ellas técnicas; y en calidad ‘Vivir es Fácil con los Ojos Cerrados’ ganadora de seis galardones entre los que se encuentran mejor director, actor, actriz, guion y película.


De los mejores momentos, el del humilde agradecimiento de David Trueba que aseguraba que tras todas aquellas nominaciones que no dieron sus frutos siempre pensó que el esfuerzo acaba siendo recompensado, y la alfombra roja en general.

Al final todos los años la gala termina siendo tan chapucera, que ver a las actrices lucir palmito es lo que más nos entretiene de la noche. Destripar el look de cada una es una costumbre española muy sana, y pese a que los espectadores suelen ser muy exigentes, la mayoría de las intérpretes salieron airosas.

De izquierda a derecha, Inma Cuesta de Iván Campaña, Paula Echevarría de Dolores Promesas, María León de Lanvin y Natalia de Molina de Andrew GN

Especial mención merece el Elie Saab de Blanca Suarez, que rompía el negro total con un colorido collar de Tous. Las transparencias que lucía fueron lo más atrevido y original de la alfombra.


Exceptuando quizá el look de Macarena Gómez y Aldo Comas, que iban absolutamente exagerados divinos y estupendos.

Macarena Gómez de Lorenzo Caprile 
y Aldo Comas con estola de Miguel Marinero, camisa de Armani y zapatos y Laboutin


Aquí podéis consultar la lista completa de los premiados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario