25 oct. 2013

Películas para un día de lluvia

Cuando amanecemos en un día lluvioso, un toque de tristeza o melancolía puede invadir nuestro ánimo. La solución: encontrar el lado cinéfilo que todos los días grises esconden. 

Y es que hay películas que simplemente no podemos ver con sol, tanto como otras son mejores para disfrutar en un día radiante. ¿Alguien se imagina ver “Vacaciones en Roma” en un día encapotado? Creedme, solo os hará añorar una luz más brillante.

La lluvia es esa inclemencia meteorológica que muchas veces se utiliza, tanto en el mundo de las series como en el cinematográfico, para acentuar el dramatismo, (así lo comentaba en un post parabólico sobre “La lluvia en las series”), pero puede transmitir otros sentimientos. Es capaz de resaltar el romanticismo de una escena, o subrayar la redención de un personaje, y desde luego conseguirá que una tarde de sofá-manta te haga de lo más feliz.

1. La Guerra de las Galaxias Episodio IV. Una Nueva Esperanza: En mi opinión la mejor película de la famosa saga creada por George Lucas. Su ambiente plagado de tonos grises y negros pide a gritos que disfrutes de ella mientras fuera cae un buen chaparron.
Una princesa en apuros, un contrabandista “espabilao”, un joven sediento de aventuras, un maestro para guiarlos a todos y un malvado enmascarado, lograrán cautivarte hasta que decidas hacer un maratón y acabes la tarde con una gran sonrisa. Porque las películas palomiteliciosas realmente buenas siempre consiguen hacernos felices.

2. Cantando Bajo la Lluvia: film lluvioso por excelencia, cuyo título alude más a la dificultad de unos tiempos cambiantes e inciertos en la industria cinematográfica, que al famoso baile “remojao”.
Mientras disfrutas de secuencias de coreografía fascinante, sus carismáticos personajes te arrancan una sonrisa mientras tratan de adaptarse a una nueva era dentro del séptimo arte. No hay película que vaya a contarte mejor lo que supuso para actores, guionistas y estudios el paso del cine mudo al sonoro, a la vez que te hace pasar un rato realmente delicioso.

3. Moulin Rouge: música, romance, locura y drama para que te olvides totalmente del exterior una vez aparques el paraguas. Y es que no hay duda de que el escritor soñador y su cortesana del Moulin Rouge cautivan desde el minuto uno con ese amor que nos transmiten vía números musicales maravillosos.
Este film de Baz Luhrmann puede parecer de lo más bizarro a muchos, mientras que a otros les roba el corazón. Yo sigo diciendo que el año en que “Una mente Maravillosa” se llevó el Oscar a la mejor película, los académicos tenían la sensibilidad en modo of. Esta producción espectacular se lo merecía más.

4. Arsénico por Compasión: Película que recomiendo siempre con cualquier excusa, porque, de verdad, si no la habéis visto, no sabéis lo que es realmente el humor negro. Esta adaptación de Capra del conocido espectáculo de Broadway, es un clásico de la comedia en el que podemos disfrutar del Cary Grant más desternillante. Sólo con las reacciones de este mítico actor y un ritmo trepidante, las risas se vuelven incontrolables. El blanco y negro y la casa, de la que apenas salimos, hacen que la película genere un ambiente de lo más acogedor a la vez que te hace pasar un rato de lo más divertido. Un film imprescindible.
 
5. Blade Runner: Es una de las elegidas por muchos motivos además de esa escena, grabada en la memoria de todos, que logra que nuestras lágrimas y las del replicante se pierdan el el aguacero.
La oscuridad no se aleja del todo en ningún momento, igual que el ceño de Harrison Ford no deja de aparecer fruncido mientras se sumerge en el mundo de la ingeniería genética.
La ambientación detallada y original te envuelve mientras los efectos especiales se muestran como el vehículo perfecto a la hora de plantear los conflictos de este futuro decadente.
Es un 10 de película que ahora se incluye entre aquellas denominadas de culto, a la vez que puede considerarse un film de acción con un ritmo narrativo peculiar. 

Por supuesto que además de estas o en lugar de las mismas, muchas otras historias nos vienen a la cabeza. También podemos tener en cuenta la compañía a la hora de decidirnos. Para una tarde lluviosa con amigas “El Diario de Noa” es perfecta, si es con peques el clásico de Disney “Merlin el Encantador” os hará pasar un rato de lo más entrañable, y si vas a disfrutar de la compañía de los mayores de la casa, “Lo que el viento se llevó” es perfecta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario